Cómo cuidar a un perro callejero: recomendaciones

«Cómo cuidar a un perro callejero». Los perros callejeros son particularmente vulnerables. Algunas veces la convivencia con otros perros puede ser peligrosa para su integridad física. Otras, puede ser la escasez de comida y agua, parásitos o los cambios del clima. Un perro callejero siempre necesitará algo más que una simple condolencia por parte de las personas. La mejor manera de ayudar a un perrito de la calle es con acciones, prudencia, cariño y respeto. Aquí te daremos algunos consejos para que le brindes la mejor atención a los peludos de la calle. Te invitamos a compartir este artículo para que más personas puedan informarse y saber cómo ayudar a un perro callejero.

Cómo cuidar a un perro callejero: paciencia, atención y cariño

  • ¿Tiene dueño? Verifica primero si el perro callejero que quieres ayudar tiene dueño. Generalmente tienen una correa o collar con datos del dueño en caso de que se extravíe. Muchas veces hay carteles con fotos de una mascota perdida. Cerciórate de que el perrito callejero no esté siendo buscado por sus propietarios.
  • Acércate al perro con suavidad. Un perro de la calle está constantemente enfrentándose a toda clase de peligros y amenazas. Carros que pueden lastimarle una patita, hambre, frío o sed. Si te acercas con brusquedad podría ladrarte o morderte. Abórdalo poco a poco, con voz suave y con una actitud de ayuda. La gran mayoría de los perros mostrará alegría o entusiasmo de saber que se le acerca alguien con buenas intenciones.
  • Hidratación. Algo que muchos perros de la calle requieren es tener acceso al agua fresca. Proporciónale agua en abundancia en un envase de plástico para que pueda beber con facilidad. Lo más probable es que dure un buen rato tomando agua luego de haber permanecido tanto tiempo en las calles.

Cómo cuidar a un perro callejero: todos podemos ayudar

  • Observación. Haz una revisión superficial del animal intentando conocer el estado general de su cuerpo. Revisa si hay algún tipo de irritación en su piel, enrojecimiento, garrapatas, parásitos, hinchazón o salivación excesiva. Mientras más información puedas recabar, mejor.
  • Confianza. Gana la confianza del perro poco a poco. Una vez que veas que su actitud es de confianza, tranquilidad y aceptación, ofrécele un poco de pienso o un bocadillo (como una galleta casera para perros). De esa manera evitaremos que la hostilidad natural de un perrito vulnerable se apodere de la situación. Las mejores muestras de confianza se aprecian cuando el perro se sienta, se para o mueve su cola hacia los lados, como mostrando alegría.
  • Sujeción. ¿El perro se mostró abordable, cariñoso o alegre? Sujétalo con un arnés o correa para poder movilizarlo poco a poco hasta un sitio seguro donde le darás albergue. Recuerda que es un perro que ha perdido muchos hábitos adaptativos, por lo que debes tener paciencia. Si vas a llevarlo a casa o a un refugio de protección animal, lo ideal es que vayas acompañado de alguien que pueda ayudarte.
  • Alimentación. La alimentación del perro callejero debe ser progresiva. Es decir, los primeros días deben ser porciones de comida más reducidas que se irán incrementando con el paso de los días.

Cómo cuidar a un perro callejero: toma previsiones

  • Supervisión médica veterinaria. La parte más importante de la recuperación física de un perro se da cuando es evaluado por un especialista canino. De esa manera se podrá saber el estado de sus patas, orejas, dentadura y pelaje. Es probable que se tenga que vacunar y desparasitar. Además, ésa es la mejor manera de que se puedan evitar enfermedades a futuro. Los perros callejeros son propensos a sufrir de garrapatas, pulgas y otros parásitos, por lo que la parte de la higiene canina es fundamental tanto para el animal como para sus futuros propietarios.
  • Prepara el lugar. ¿Le darás cobijo al perrito de la calle? ¿Lo llevarás a un refugio? ¿Un amigo lo adoptará? Cualquiera que sea la opción, lo ideal es preparar con anticipación adónde lo llevarás. Adecúa un lugar para el futuro perrito, que sea cómodo, tranquilo y calentito.
  • Tratamientos. Hay muchas organizaciones de protección animal y cuidados caninos que ayudan a perros callejeros. En caso de que no puedas costear tratamientos específicos, consulta los grupos de voluntarios de tu comunidad. Algunos tratamientos son económicos y de fácil adquisición, entre ellos, los baños antipulgas, talcos para evitar garrapatas, cepillos, etc. Lo más responsable en cuanto a la tenencia de mascotas callejeras es la esterilización. Hay muchas campañas que promueven y realizan esterilizaciones caninas masivas. Así evitarás que haya más perritos en la calle sufriendo. Averigua y actúa.

Estamos seguros de que con estos consejos podrás ayudar perritos callejeros. Cada pequeño aporte ayudará a darle un poco de amor a los tiernos peludos.

¿Quieres adoptar un perrito callejero? ¿Estás pensando en adoptar uno? Entra en Petmondo y conoce más recomendaciones y consejos caninos para que aprendas cómo cuidar a un perro callejero.

Petmondo International

Portal Internacional de Mascotas

A %d blogueros les gusta esto: