Labrador Retriever: fuerza, agilidad y corazón

Datos de interés sobre el Labrador Retriever:

  • Estatura: de 55 a 62 centímetros.
  • Peso: entre 25 y 36 kilogramos.
  • Esperanza de vida: 12-14 años.
  • Tamaño: grande.
  • Tipo de perro: cobrador de caza.
  • Labores: caza,  labores de rescate, asistencia a discapacitados, compañía.

El Labrador Retriever es una raza de perro de origen canadiense. Su origen se ubica específicamente en la isla de Terranova. Los estudiosos del mundo canino afirman que los pescadores de esa zona de Norteamérica empleaban a los perros para recuperar peces. En este caso, el Labrador Retriever se destacó de manera notable en buena parte por su excelente nado, pero también por una fisonomía que lo favorece al tener un pelaje resistente al agua y una cola muy apta para estas labores.

La raza fue desarrollada a partir de 1916, y posteriormente, unos años más tarde, se fundaron los primeros clubes caninos. Hoy en día es una raza que goza de una amplia popularidad, y es apreciado tanto por su buena disposición para el trabajo como por su carácter amable y sociable. Posee un amplio repertorio de labores que puede realizar: la inteligencia del Labrador ha hecho de esta raza un sinnúmero de perros rescatistas, perros policía de brigadas caninas, perros de asistencia a personas con movilidad reducida y detectores de sustancias estupefacientes.

Características del Labrador Retriever

El Labrador Retriever es un perro de gran tamaño, fuerte constitución y robustez. Su altura a la cruz usualmente oscila entre 54 a 57 centímetros. Su peso tiende a ubicarse entre 25 y 36 kilogramos.

Posee un cráneo amplio con un stop bien definido. Su hocico es poderoso, con una mandíbula con mordida en tijera. Sus ojos son medianos, siempre en colores castaños u oscuros. Posee orejas medianas que le cuelgan a los lados, de inserción baja hacia atrás. Su cuello es poderoso, fuerte y sólido. Tiene un pecho amplio y profundo, bien formado. Sus patas son largas, macizas y atléticas, pero flexibles. Sus extremidades le permiten realizar movimientos desenvueltos y armónicos. Su pelaje es corto y denso, algo duro al tacto. Como característica particular, dicha pelaje es resistente al agua. Sus colores varían entre negro, amarillo y chocolate. También existen algunas variaciones entre crema y rojo.

Carácter del Labrador Retriever

El perro Labrador Retriever es una raza que se caracteriza por su bondad, nobleza, agilidad, inteligencia y equilibrio. Es un perro activo, lleno de vitalidad, con una fuerza manejable que lo convierte en un excelente perro de compañía para toda la familia. Se lleva muy bien con los niños y con toda la familia en general. Su carácter poco agresivo hace que no sea la raza más indicada para labores de protección y vigilancia, ya que es un perro abierto y amigable con la gente, incluso extraños. Posee una marcada tendencia hacia la colaboración: esto ha hecho del Labrador un gran perro rescatista y lazarillo.

Es importante destacar que aunque existe un buen balance de rasgos positivos en esta raza, la energía mal canalizada del Labrador puede ser problemática. Es por esto que es necesaria la estimulación mental del perro con juegos, paseos y actividades variadas. El Labrador Retriever suele aburrirse con cierta facilidad, lo cual puede convertirlo en un perro destructor de objetos (zapatos, llaveros, libros, cojines, almohadas, etc.). Si a esto le sumamos su gran apetito, puede llegar a ser uno de esos perros que ingieren cualquier objeto que encuentren. Para ello es importante que exista un buen entrenamiento canino que le permita aprender hábitos y rutinas adaptativas. El adiestramiento canino es la base de una buena socialización. El Labrador tiene una buena capacidad de adaptación, pero los espacios abiertos serán lo más indicado para una raza tan enérgica. Suele llevarse bien con otros perros.

Salud del Labrador Retriever

Se trata de un perro sano y vigoroso que tiene muy pocas enfermedades a lo largo de su vida. Las dolencias más frecuentes que podrían tener lugar son la displasia de cadera, la displasia de codo, la torsión gástrica y los problemas oculares, particularmente cataratas, displasia de retina y atrofia de retina. Esto hace que la supervisión médico veterinaria sea importante a fin de monitorizar correctamente el estado de su salud.

El sobrepeso es uno de los mayores riesgos que corre el Labrador Retriever. Esto podría traer complicaciones en caso de que el perro sufra de displasia de cadera.

Cuidados del Labrador Retriever

Una de las mejores maneras de mantener en buen estado de salud al Labrador Retriever es a través del ejercicio físico moderado diario. Paseos, caminatas, juegos con saltos y un buen descanso ayudarán a mantener al Labrador alejado del sobrepeso. Por otro lado, con un cepillado suave entre días se mantendrá su pelaje libre de pelos muertos, además de suave y brillante.

La nutrición del Labrador debe ser balanceada y rica en nutrientes. No puede faltar una buena hidratación con agua fresca y limpia para mantener su sistema renal en buen estado. Con la ayuda del médico veterinario se procurará mantener al día las vacunas y desparasitaciones correspondientes.

¿Quieres saber más sobre el Labrador Retriever? ¿Estás pensando en adoptar uno de estos hermosos perros? Entra en Petmondo y conoce más sobre el mundo de las mascotas.

labrador retriever petmondo

 

Petmondo

Portal internacional de mascotas.

A %d blogueros les gusta esto: