Cómo bañar a un perro: consejos para tu mascota

«Cómo bañar a un perro». Llega la hora del baño. Puede resultar muy ameno y relajante para la mayoría de los seres humanos, ya sea que disfruten del agua más fresca, caliente o templada. Sin embargo, para nuestros amigos peludos, a veces la experiencia no es algo que deseen demasiado. Por ello, te sugerimos esta sencilla guía para que la experiencia del baño sea agradable y divertida para tu perro.

Lo primero que debes saber es que ésta no es una actividad que se deba repetir muy a menudo. Todo dependerá de las necesidades de tu perro. Si tu mascota pasa mucho tiempo en lugares que favorecen su suciedad con facilidad, sus momentos de baño deberían aumentar.

Es importante saber si nuestro perrito tiene alguna afección en la piel que requiera más de dos baños al mes. Es nuestro veterinario de confianza quien debe indicarlo conjuntamente con los productos de higiene que considere apropiados para tratar la afección que presente el can.

Cómo bañar a un perro: recomendaciones

A continuación te indicamos una serie de pasos que facilitaran darle un  rico baño a tu amigo perruno.

  1. Ubica el espacio para el baño. Es muy importante que ubiques y prepares este espacio. Dependiendo del tamaño de tu perro, puede ser desde el área del lavandero hasta un espacio abierto, como un patio o algún lugar similar.
  2. Coloca a tu disposición los implementos necesarios. Champú antipulgas, toallas, secadoras de pelo, cepillos y peines de cerdas suaves. Todo lo anterior funciona muy bien si es un baño simple. Si tu amigo perruno posee alguna afección de piel, ya sea por piel delicada o extra sensible, sarna canina o perdida de pelaje,  debes acudir a tu veterinario de confianza para que te recete la mejor forma de tratamiento. Consejo: La secadora de cabello es opcional sólo si tu mascota la tolera. Ésta debe estar siempre a la temperatura fría. Usa ropa y calzado cómodos que no te importe mojar y/o ensuciar. Mantén cerca alguna galletita para premiar el buen comportamiento de tu perrito.
  3. Temperatura del agua. La temperatura del agua debe ser templada, lo que significa que debe haber perdido la frialdad y mantener una sensación térmica similar a la piel del amigo perro. La piel de los canes tiende a ser muy delicada, y aún más cuando ésta está desprovista de pelaje que la proteja. Así que si es el caso de tu mascota, el agua debe estar temperada de manera que la sienta agradable al contacto.
  4. Secado del pelaje. Para este momento debes prepararte para ser salpicado con un chapoteo de parte de tu perro. Es una conducta natural y completamente innata en nuestras mascotas sacudirse de manera enérgica cuando se sienten mojados. Así que recuerda usar ropa que no te importe mojar demasiado. Es muy importante que dejes que realice esta acción, ya que eso lo hará sentir mucho más cómodo muy rápidamente. Utiliza una toalla suave y seca para eliminar el exceso de agua del pelaje.

Cómo bañar a un perro: la higiene canina es esencial

El baño de tu perro es importante para mantener la salud de su piel y su pelaje. Los baños no deben hacerse ni muy frecuentes, ni una vez al año. Cualquier duda que tengas, consúltala con el médico veterinario o especialista canino.

¿Quieres saber más sobre consejos animales? ¿Quieres aprender cómo bañar a un perro? Entra en Petmondo y conoce más sobre recomendaciones para la salud de tus peluditos.

Petmondo International

Petmondo

Portal internacional de mascotas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *