Mau egipcio: elegancia, belleza y fuerza felinas

Hablar del mau egipcio es hablar de historia antigua. Se trata de una de las razas de gatos más antiguas de todas. Su nombre proviene del egipcio (mau quiere decir gato). En la antigüedad, los gatos eran venerados como dioses. Se consideraban animales sagrados, a tal punto que matar a un felino era castigado severamente. Esta raza no sólo era venerada por sus atributos sagrados, sino también por su belleza estilizada. El mau egipcio tiene en sus antepasados unos 4000 años de historia. Hoy en día es considerado uno de los gatos más hermosos y selectos, cuyo valor suele ser muy alto debido a la elegancia de la raza, como a la poca existencia de ejemplares.

Características del mau egipcio

El gato mau egipcio es una raza de mediano tamaño. Su peso usualmente oscila entre los tres y cinco kilogramos. Tiene patas pequeñas pero ágiles que le permiten correr y saltar con soltura. Sus orejas son medianas, ligeramente punteadas. Tiene ojos grandes y expresivos. Su cuerpo es flexible, pero bien compacto. El manto del mau egipcio es fino, corto, más o menos denso y muy brillante. Tiene rayas y motas en todo su cuerpo, aunque la cara es rayada. Las motas suelen ser de colores oscuros sobre un manto más claro.

Los ojos del mau egipcio varían entre un ámbar suave y el verde claro.

Carácter del mau egipcio

Algo que caracteriza a este gato es su singular independencia. Se trata de un felino que posee un buen nivel de adaptabilidad al hogar, de hábitos muy caseros, cariñoso son sus dueños y amante de las caricias melosas. Claro: independencia no quiere decir que algunas veces no luche por llamar la atención de sus humanos favoritos…

Es un excelente animal de compañía. Cariñoso, tranquilo, un poco tímido con extraños, pacífico y tierno. Alguna veces, eso sí, puede desatar su instinto cazador e ir al jardín a cazar mariposas o pajaritos. Los dueños del mau egipcio deben tomar esto en cuenta para la prevención adecuada.

Cuidados del mau egipcio

En líneas generales, es un gato sano. El mau egipcio requiere cuidados básicos, aunque su pelaje puede ser quizás dónde se deba prestar más atención. Para ello, con cepillados semanales se mantendrá su pelaje brillante y libre de pelos muertos. La revisión de sus orejas y patitas también debe ser frecuente.

Como toda mascota, la supervisión médica veterinaria periódica ayudará a mantener monitorizado el estado de salud general del felino.

Salud del mau egipcio

Aunque en líneas generales el mau egipcio es una raza de gatos sana, hay algunas dolencias que pueden afectarlo físicamente. En el caso de esta raza, la obesidad suele ser uno de los principales problemas de salud: por ello se debe controlar la actividad física y la cantidad de comida.

El asma felina puede ser otra de las patologías frecuentes en esta raza. Alergias y problemas relacionados con los cambios bruscos de temperatura son parte de las enfermedades que hay que prevenir.

El mau egipcio es sin duda una de las razas más exóticas e interesantes que hay. Si quieres saber más sobre ésta y otras razas, visita Petmondo.

Resumen
Mau egipcio: elegancia, belleza y fuerza felinas
Artículo
Mau egipcio: elegancia, belleza y fuerza felinas
Descripción
Todo sobre el mau egipcio, una hermosa raza que todo catlover debe conocer.
Autor
Nombre
Petmondo
Logo

Petmondo

Portal internacional de mascotas.

A %d blogueros les gusta esto: