Dalmata: un buen perro de larga tradición

Datos de interés sobre el perro Dalmata:

  • Estatura: entre 50 y 60 centímetros.
  • Peso: entre 16 y 32 kilogramos.
  • Esperanza de vida: de 10 a 13 años.
  • Tamaño: grande.
  • Tipo de perro: perro tipo sabueso (clasificación grupo 6 FCI).
  • Labores: guardia, compañía, caza.

El Dalmata es una raza de perros proveniente de Croacia. Sus orígenes pueden rastrearse en pinturas del siglo XVI en las que eran frecuentemente retratados. Muchas de las referencias que hay sobre este perro se ubican en la región de Dalmacia, donde proviene el nombre de dálmata.

Para los años de 1880, se comenzaron a formar los primeros clubes caninos de perros dálmatas. Al tratarse de un perro esbelto, elegante y de buen porte, por largo tiempo fue considerado un perro de la nobleza, asociado a la aristocracia europea. Ya en 1890 se crea el primer Club del Dálmata de Inglaterra, lo que demuestra la popularidad que había alcanzado esta raza. La Federación Cinológica Internacional oficializa esta raza en 1955. Gracias a los dibujos animados, la popularidad del dálmata aumentó más aún, luego de la publicación del libro de Dodie Smith y de la película “101 Dálmatas”. Durante largo tiempo fue un perro de escolta de carruaje. De allí que se asociara al dálmata con los cuerpos de bomberos: los perros dálmatas solían (y aún lo hacen) acompañar los carruajes de bomberos.

Características del Dalmata

El Dálmata es una raza de perros de estatura grande. Su altura a la cruz usualmente oscila entre 54 y 62 centímetros. Su peso se ubica alrededor de los 16 y 32 kilogramos. Tiene una cabeza mediana, bien proporcionada con el resto de su cuerpo. Tiene un hocico ligeramente corto, fuerte, con cráneo plano. El stop es definido. Sus mandíbulas son fuertes, en forma de tijera. Tiene ojos ovalados, con colores que generalmente son acordes a las manchas de su pelaje. Las orejas son de inserción alta, de punta redondeada, y moteadas. El dálmata es un perro de cuello fuerte, más o menos largo y sin papada. Su cuerpo es fuerte, robusto, de pecho profundo y costillas bien arqueadas. Sus patas son musculosas y fuertes, las cuales le permiten realizar movimientos ágiles, armónicos y de elegancia rítmica.

El pelaje del perro dálmata es corto, denso y brillante en todo el cuerpo. Los dálmatas pueden tener motas negras o hígado, pero sin formar grandes manchas.

Carácter del Dalmata

El perro dálmata es considerado un perro de actividad y movimiento. Su carácter es agradable, amigable y equilibrado. Al ser perros veloces, son los mejores para dar carreras de gran velocidad por espacios abiertos donde puedan correr con libertad. Son alegres, leales y cariñosos con sus dueños.

Como el dálmata es un perro de gran vitalidad, no es la mejor opción para niños pequeños: aunque es cariñoso con ellos, su energía puede ser un tanto tosca. Lo ideal es que el perro esté bien socializado y reciba un entrenamiento canino que le permita convivir con el adecuado control de su energía. Afortunadamente, son perros inteligentes que aprenden fácilmente nuevas rutinas, hábitos y patrones de conducta. Es recomendable que siempre tengan una buena estimulación mental: el aburrimiento o la soledad pueden tornar al dálmata ansioso o destructivo.

Salud del Dalmata

El dálmata es una raza de perros que puede considerarse sana. Sin embargo, hay algunas enfermedades que son usuales en esta raza. La sordera es una de las más frecuentes (alrededor del 10% de los cachorros nacen con problemas de audición). Por otro lado, los problemas renales (litiasis, ácido úrico elevado, etc.) son muy frecuentes en el dálmata adulto. La prevención de los cálculos renales es una tarea importante que debe llevarse a cabo con una buena alimentación e hidratación.

Cuidados del Dalmata

El ejercicio físico moderado es una de las mejores maneras de mantener al dálmata en forma. Con paseos diarios y juegos fortalecerá su musculatura y evitará el sobrepeso.

La dieta es uno de los elementos cruciales para el cuidado del dálmata. Una dieta balanceada, rica en nutrientes, vitaminas y minerales, es la mejor opción para el cuidado de la salud de esta raza. Los alimentos deben ser libres de aditivos químicos y conservantes. Debe tenerse en cuenta que el dálmata es propenso a sufrir problemas relacionados con el ácido úrico. Lo mejor será estar atento a las recomendaciones del médico veterinario o del nutricionista canino.

La supervisión médica veterinario periódica ayudará a vigilar el estado general de la salud del dálmata. Así se monitorizará cómo están sus patas, orejas, pelaje, dientes y ojos. Con cariño, atención y un hogar lleno de amor se tendrá un perro fuerte y sano por muchos años.

¿Quieres saber más sobre esta raza de perros? ¿Estás pensando en adoptar un dalmata? Visita Petmondo y entérate de todo sobre el mundo de los perros.

dalmata perro dálmata

Petmondo

Portal internacional de mascotas.

A %d blogueros les gusta esto: