Mi perro tiene fiebre: ¿qué debo hacer?

«Mi perro tiene fiebre» es una frase que suele ser común en dueños de mascotas. Primero es importante saber que la fiebre es un indicador de que algo está sucediendo en el perro a nivel inmunológico, ya que se trata de un mecanismo defensivo de su cuerpo. La temperatura de los perros es distinta a la de los seres humanos. Mientras la de las personas se encuentra entre los 36° y 37°C, la de los perros se ubica un poco más arriba, y puede oscilar entre 38° y 39°C. Es algo difícil saber si los perros tienen fiebre ya que tomarle la temperatura directamente a nuestras mascotas es algo inusual, pero como los cuadros febriles vienen acompañados de otros síntomas, generalmente los perros presentan la nariz mocosa, temblores, vómitos, decaimiento o pérdida del apetito.  La fiebre es, entonces, una muestra de que se debe actuar con atención y rapidez.

Fiebre en perros: causas

«Fiebre en perros: causas». Las causas de la fiebre en perros son muchas. Aunque es el médico veterinario quien debe determinar cuál es la causa exacta de la fiebre de tu mascota, puedes tener una idea de qué la está causando. Las causas de la fiebre en perros más comunes son:

  • Intoxicaciones.
  • Infecciones.
  • Influenza.
  • Golpes de calor.
  • Reacciones ante agentes químicos (medicamentos, inyecciones, etc.).

Mi perro tiene fiebre: qué hago

Determinar la temperatura corporal de un perro puede ser un tanto complicado. Un método usual para hacerlo es tocando la nariz del perro. Si ésta se encuentra fresca y húmeda, entonces no hay ninguna novedad. En caso de que esté seca y caliente (o caliente y goteando moco), entonces la mascota tiene fiebre.

La mejor manera de determinarlo es mediante un termómetro rectal para perros. Generalmente se consiguen en tiendas para mascotas. Si deseas hacer uso de este instrumento, debes recordar que es necesario tener al perro tranquilo antes de hacerlo, escoger un buen momento en un ambiente favorable a la exploración, introducirlo sólo un par de centímetros durante dos minutos y lavarlo luego de utilizarlo.

Mi perro tiene fiebre: reacción inmunológica del perro

La fiebre, aun cuando es baja, debe ser motivo de tomar precauciones. El médico veterinario debe supervisar el estado general del perro. Sin embargo, hay algunas medidas que puedes tomar en caso de que tu perro tanga fiebre. Por ejemplo:

  • Puedes mantener ventilada la casa, y refrescar a tu perro con una esponja de agua fresca especialmente en la zona del abdomen. Mantenerlo hidratado es una buena opción, dejando cerca de donde esté una generosa porción de agua. Puedes utilizar una jeringa para facilitar el proceso.
  • Evita cualquier juego o movimiento corporal acelerado en tu perro. Lo mejor es que guarde reposo y se mantenga en un sitio donde pueda dormir o estar relajado. Es mejor postergar los paseos un par de días hasta que su salud se reponga.
  • No mediques a tu perro. Suministrar cualquier medicina sin saber realmente qué es lo que tiene puede empeorar las cosas.
  • Puedes darle caldo de pollo (sin sal) para que tu perro se mantenga hidratado cuando llegue la hora de comer.
  • Si pasan 24 horas y tu perro todavía presenta los síntomas, debes acudir al médico veterinario con tu mascota para que sea evaluada.

«Mi perro tiene fiebre: qué hago». Una frase que no tiene que alarmarte, siempre que actúes en prontitud. ¿Quieres saber más sobre salud de perros y gatos? ¿Estás buscando consejos para cuidar a tu perro? Entra en Petmondo y mantente al tanto de todos nuestros artículos.

Petmondo

Portal internacional de mascotas.

A %d blogueros les gusta esto: